Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Baxaj | 27 Mayo, 2017

Scroll to top

Top

4 Comments

Peter Moore y yo

Dios, si esto tuviera un vídeo podría convertirse en una suerte de Hitler Rants About: Resulta que el Presidente de EA Sports, Peter Moore, en su Blog Oficial, habla de los listados con lo mejor del ya finado 2008. No generaliza (habla que por lo menos cada revista o blog tienen su propio listado) pero la emprende contra el Top 50 de Eurogamer, un listado en donde durante 5 días destacaron lo mejor del año.

Palabras más, palabras menos, dice que esperaba que el FIFA 09 apareciera allí. Que hasta lo último tuvo la esperanza de ver que podría estar entre los mejores 10 vídeo juegos. Según él, FIFA 09 es uno de los mejores títulos recientes, además de ser uno de los más vendidos y para Eurogamer no mereció estar entre los mejores.

Pues bien, no creo que estas franquicias deportivas debieran entrar en ningún listado.

Hablo por mi experiencia, exclusivamente por el futbol, ya que es el que conozco desde hace mucho tiempo y el que, a estas alturas de mi vida, intento seguir.

versus-2-copia-chiquita-mas-chiquita

Tanto Konami como EA Sports recientemente han entrado en una dura batalla para acaparar los ojos de muchos aficionados del deporte. Hace un par de años FIFA dejo de ser una aburridora secuela de una cansina fórmula que era para convertirse en una mejora significativa: una opción real. Tanto que puso a la serie de Konami, Pro Evolution Soccer, contra la pared. Pero esto fue gracias a ellos, también, que a su vez no hicieron nada por cambiar. Su versión del 2007, y la siguiente, 2008, no fueron otra cosa que juegos terminados a la carrera, sin mayor novedad. Versiones plagadas de defectos y, en algún caso, llenos de bugs.

Pareciera que en ambos frentes el año que les toma producir su respectivo producto sencillamente no es suficiente. La carrera se centra, tal vez, en obtener el mayor número de licencias, o de hacer más realistas los jugadores, no el juego. Ya se que FIFA 09 tiene un motor grandioso, tanto que el desarrollador de PES lo quiere. No solamente lo quiere, lo necesita. Pero estas cosas no logran que todo se sume en un todo lo suficientemente renovador.

Ambos juegos tienen sus virtudes y defectos, quizá EA Sports se ha arriesgado mucho más tratando de innovar al tomar prestado algunas cosas. En este caso el modo Be a Pro que es, tal vez, más atractivo por su manejo de cámaras frente al Become a Legend. Este modo originalmente fue de los Winning Eleven International que resulta, desde cualquier punto de vista, más desafiante (y por lo tanto satisfactorio). Inexplicablemente Konami nunca lo sacó de Japón, pero su competencia directa (¿alguna otra competencia?) lo tomó como propio y eso fue un gran golpe para ambos.

Las versiones de EA Sports me parecieron terribles arcades. Podían, o querían ser, mas vistosos que los Winning Eleven. Pero en este caso no importa tanto el como luzcan estos juegos si al final de cuentas su jugabilidad y su dificultad son cosas prácticamente irrelevantes. Y eso fue una constante hasta hace muy poco, como acabo de anotarlo. Esto fue siempre razón suficiente para no preocuparme por ellos (que son el enemigo) y dedicarme a jugar los Winning Eleven contra cualquier despistado que tuviera a la mano. Y eso creó en mi una satisfacción similar a la de ver a mi equipo predilecto coronarse campeón. Nada más importaba salvo dar la vuelta olímpica y ver como el rival de patio, porque siempre serán rivales de patio, quedaba derrotado impajaritablemente.

Pero eso es lo bonito del futbol: cada domingo da la revancha. Mientras Konami seguía haciendo el mismo juego por quien sabe cuantos años, los rivales de patio tomaron nota, cambiaron de entrenador, obtuvieron patrocinio, y empezaron a mejorar. Eso fue lo que hizo visible la debacle: más de lo mismo, nada novedoso. Ver perder ese equipo al que lleva uno apoyando toda la vida duele. Pero duele más saber que el rival esta haciendo las cosas mejor de lo que los nuestros ofrecen. Entiendo el fanatismo exacerbado de lo que acabo de escribir, y lo reitero.

Cada año es una temporada más, y coronarse campeón es el objetivo. Pero es algo que buscan ellos, no nosotros.

Este año, y el anterior, han habido propuestas interesantes en cada género (Braid, Little Big Planet, Okami, Boom Blox, World of Goo, hasta el mismo Mirror’s Edge), menos en el deportivo. Cada año que pasa nos ofrecen una mera actualización del juego que hemos comprado el año anterior (o mucho antes) y eso, por lo menos para mi, es una falta de respeto, tanto para el consumidor como para el jugador.

Y es por eso que considero que los juegos deportivos no deberían pertenecer a ningún listado estilo “Best of” de nada, hasta que no sean capaces de realizar algo decente.

Eso y el modo Online que apesta. Eso es todo, prácticamente.

Ah, se me olvidaba, don Peter Moore: con los RPG no se meta.

Pd: De todas maneras todos son aprendices: el mejor videojuego de futbol de toda la historia vió la luz hace 19 años.

Vía Joystiq

Submit a Comment